Boletín Informativo en materia de Derechos Humanos


Gracias a nuestra labor, nuestros empleadores pueden trabajar para el desarrollo económico de los países

Marcelina Bautista defiende los derechos de las trabajadoras del hogar en México y en el mundo. Indígena de Oaxaca, llegó a la Ciudad de México a los 14 años sin hablar español y vivió en carne propia la discriminación y condiciones adversas que enfrentan día tras día esas empleadas, por ello comenzó a luchar por la valoración del trabajo doméstico y de las personas que lo desempeñan. En 2015 fundó el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar. 

Como muchas otras mujeres indígenas, Marcelina Bautista migró a la Ciudad de México en busca de una mejor vida. Cuando llegó de Tierra Colorada Apasco, un pueblo de 300 personas en su natal Oaxaca, a la capital del país tenía 14 años y no hablaba español: "Ese fue el primer impacto", dice.

Marcelina se empleó como trabajadora del hogar y sufrió la discriminación, explotación y falta de derechos que enfrentan día tras día las empleadas de ese gremio. Ahí vino el segundo gran choque: "Cambiar mi cultura por la de mis empleadores. Muchas trabajadoras del hogar vivimos ese choque cultural y, por necesidad, tenemos que cambiar", explica en una conversación en Ginebra para Noticias ONU.

Conocedora del valor de su trabajo, Marcelina se convirtió al paso de los años en una de las principales activistas de los derechos de las trabajadoras domésticas en México y en el mundo y, tras años de lucha, consiguió la fundación del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) en el 2000 y, más tarde, del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar en 2015.

El trabajo doméstico remunerado emplea activamente en México a unos 2,4 millones de personas, el 95% de las cuales son mujeres migrantes, el 70% indígenas. Además, según datos del Gobierno de México, el 70% de esas personas no tiene ninguna prestación formal y el 35% gana menos de un salario mínimo.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) advierte que las trabajadoras del hogar laboran hasta 12 horas al día sin las prestaciones de ley a las que tienen derechos los trabajadores del país.

FUENTE: ONU NOTICIAS

Las mujeres, el impulso que el medio ambiente necesita

Desde tiempos ancestrales, las mujeres han tenido una relación especial con la naturaleza. Ellas contribuyen enormemente al bienestar y el desarrollo sostenible de sus comunidades, así como al mantenimiento de los ecosistemas, la diversidad biológica y los recursos naturales del planeta.

Las mujeres en los países en desarrollo son generalmente las primeras en responder al manejo de la riqueza medioambiental que las rodea. Desde recoger agua para cocinar y limpiar, utilizar la tierra para la ganadería, buscar comida en los ríos y arrecifes, y recolectar leña, las mujeres en todo el planeta utilizan e interactúan con los recursos naturales y los ecosistemas diariamente.

También son las primeras en sentir los efectos del cambio climático cuando tienen que recorrer distancias cada vez más largas para encontrar lo que necesitan para alimentar a su familia. Además, si bien la degradación medioambiental tiene graves consecuencias para todos los seres humanos, afecta en particular a los sectores más vulnerables de la sociedad, principalmente las mujeres, cuya salud es más frágil durante el embarazo y la maternidad.

Sin embargo, el reconocimiento de lo que las mujeres aportan o pueden aportar a la supervivencia del planeta y al desarrollo, sigue siendo limitado. La desigualdad de género y la exclusión social siguen aumentando los efectos negativos de la gestión ambiental insostenible y destructiva sobre las mujeres y las niñas.

Las persistentes normas sociales y culturales discriminatorias, tales como el acceso desigual a la tierra, al agua y otros recursos, así como su falta de voz en las decisiones referidas a la planificación y la gestión de la naturaleza, muchas veces hacen que se ignoren los tremendos aportes que pueden hacer.

La buena noticia es, que a pesar de los obstáculos, las mujeres están realizando grandes progresos y los Gobiernos recurren cada vez más a su experiencia y liderazgo cuando deben adoptar decisiones importantes relativas al medio ambiente. Aun así, todavía queda mucho por hacer para apoyar el papel de la mujer en la toma de decisiones y la garantía de un futuro mejor para todos.

En el día de la mujer, Noticias ONU quiere resaltar el invaluable trabajo de algunas mujeres que desde el norte hasta el sur de América Latina y el Caribe, demuestran la importancia y los resultados de ser incluidas en la lucha por el desarrollo sostenible.

FUENTE: ONU NOTICIAS 

Más de 30,000 libros de dominio público para descargar